Entrevista a Sara Canal Ortea y Pablo Otero, Autores de 4 OJOS/EYES


¿Qué puede ofrecer al lector?
 
S. Una visión divertida y tierna sobre el hecho, en principio negativo, de usar gafas. También pretende dar una idea de la interesante vida de las gafas cuando no las llevamos sobre la nariz.
 
P. Es un libro escrito en dos idiomas, inglés y español, con una estructura narrativa original: dos historias paralelas que se unen en el centro del libro. Una propuesta fresca y arriesgada, donde texto e ilustración nacen juntos y van de la mano. Con una estética sencilla pero luminosa y mucho sentido del humor.
 
 

S. Eurisaces apuesta por obras bilingües y esto es una novedad a celebrar. Es una gran oportunidad para todos aquellos padres que buscan para sus hijos contenidos culturales bilingües, más allá del contexto escolar. Se dice que los niños son como esponjas pero lo son realmente porque carecen de prejuicios a la hora de aprender. Sorprende la facilidad con que cargamos a los idiomas de prejuicios y lo que esto dificulta su aprendizaje cuando somos adultos.
 
P. La importancia de la normalidad. Mucha gente reconoce que aprendió hablar en gallego, vasco o catalán viendo Bola de Dragón. Decisiones como la de emitir series infantiles en otros idiomas hicieron más por la normalidad que muchas políticas lingüísticas costosísimas.

¿Por qué creéis que existe la frontera entre libro infantil y libro adulto?
 
S. Porque subestimamos a los niños.
 
P. La cuestión, quizá, no es por qué existe o no esa frontera sino por qué esa frontera no es lo suficientemente permeable. Me parece bien que existan líneas que demarquen las cosas, que existan un mundo infantil y un mundo adulto, diferentes pero bien comunicados. Como apunta Sara, se subestima a los niños y esa frontera se vuelve pacata, condescendiente, limitadora, etc. Caemos demasiadas veces en el error de pensar contenidos culturales desde el punto de vista del adulto y luego se los ofrecemos al público infantil como unos zapatos con calzador, a ver si encajan. En este sentido, me parece más interesante diferenciar entre cultura para niños y cultura de niños.
 
S. Y ofrecer contenidos que tengan distintos niveles de lectura, que crezcan contigo. Una división rotunda entre libro infantil y adulto puede generar un mundo infantil condescendiente y alejado de la realidad, al tiempo que priva a los adultos de herramientas propias de los niños para enfrentarse a la cotidianidad: la fantasía, el dibujo, el aprendizaje, el humor.
 
¿Cómo valoráis el momento actual del mundo de la edición, tanto en Galicia como en España?
 
P. ¿Por qué no somos la referencia mundial? Talento, materia prima, gran capacidad de trabajo, etc. Lo tenemos todo pero me parece que seguimos siendo una industria de cordel en el pantalón.
 
S. Por otra parte, es emocionante que existan proyectos arriesgados y minoritarios que, en otra época, no hubiesen sido posibles. [A Coruña, noviembre de 2012. Fotografías de Mark Ritchie]
Páginas: 1 2 
Marco legal | Contactar