Entrevista a David Hernández Sevillano, Autor de EL PUNTO K


   
 


 
                 

El punto K es el curioso título de su nuevo poemario. ¿Cuál es su significado? Como obra, ¿qué lugar ocupa en su trayectoria poética?

Al leer el poema de Margarit, supe que tenía que escribir algo sobre ello, sobre la idea de dónde se forman las borrascas. Siempre estamos en momento de borrascas; la esencia de la vida es cambio. Poéticamente, el tema me daba mucho juego. Me abría un amplio abanico de posibilidades. Evidentemente, hay muchas borrascas, por eso tuve que elegir, quedarme con unas pocas y descartar muchas. La primera borrasca, Borrascas 1, es la borrasca del amor, está escrita desde dentro; son experiencias propias y ajenas. La segunda es más reciente; el libro lo escribí entre el 2009 y el 2011, pero Borrascas 2 está escrito, prácticamente en su totalidad, recientemente. Es la borrasca de los hijos, lo que te mueve, pero desde la perspectiva de previsiones de cambio… Es como un tablón de anuncios. La borrasca tercera está dedicada a los cambios que genera el paso del tiempo. Por su parte, el epílogo da un sentido a toda la obra, para ofrecerle al lector un hilo conductor, y para que llegue a la gente y ayude.

A El punto K le tengo mucho cariño por lo que me ha ayudado. Ha sido un reto para mí. Es uno de esos trabajos que uno guarda en un cajón y cuando lo retoma, tras un tiempo, uno se siente muy a gusto y en sintonía con él.
  Memoria y conciencia del tiempo están muy presentes en sus obras anteriores. ¿Es también El punto K un libro sobre la fugacidad de la vida y el recuerdo?

La fugacidad de la vida sí tiene qué ver, incluso hay una borrasca dedicada a ella. Y en mi otra poesía también siempre está presente. Respecto al recuerdo, no exactamente. Me interesa más el olvido, me parece más interesante; es un buen mecanismo de defensa.

En su nueva obra coexisten armónicamente la desnudez formal con la hondura lírica, la aparente sencillez con la autenticidad inherente a todo texto lírico de calidad. ¿Cómo se logra este equilibrio?

Muchas gracias. ¡Eso es lo mejor que se puede decir de un poeta para mí! ¿Cómo lograr el equilibrio…? Estoy en el camino de trabajarlo. Pero, ¿cómo se logra…? Antes mi lenguaje era más enredado; ahora trato de darle sencillez. Pero no sé cómo se logra. Es algo parecido al momento mágico de la creación del que hablábamos al comienzo. La verdad: no puedo responder cómo se logra…




Fotografías de Mark Ritchie
[ Vegafría, 20 de enero de 2014 ]
 


«El eje de la vida
es uno como persona.»




«Siempre estamos
en momento de borrascas;
la esencia de la vida
es cambio



«Antes mi lenguaje
era más enredado;
ahora trato de darle
sencillez.»



David Hernández Sevillano







 
Páginas: 1 2 3 
Marco legal | Contactar